lunes, 28 de noviembre de 2016

Las Conchitas de Hidalgo, mariachi por conocerse a nivel nacional.

Por Inés García Nieto

Las Conchitas de Hidalgo”, uno de los pocos mariachis compuesto por mujeres en el país.

El mariachi “Las Conchitas de Hidalgo” surgió hace ocho años en Tecamachalco, Puebla, cuando un grupo de adolescentes aceptaron la invitación del señor  Ignacio Evangelista para formar una rondalla. Las clases con maestros particulares y los diarios ensayos, hicieron que siete jovencitas, dieron vida a este reconocido grupo musical, que ya compartió escenario con el mariachi Vargas de Tecalitán, Jalisco y Lola Beltrán, en la ciudad de México.


La mayoría de ellas, seis para ser precisa,  tocan violín, y sólo una de ellas, Antonia,  el guitarrón.

Ellas son:
Myriam Evangelista, de 23 años.
Antonia Evangelista, de 22 años.
Dora Ojeda, de 22 años.
Rubí Villaverde, de 21 años.
Laura Isela Tellez, de 19 años.
María Guadalupe Evangelista, 19 años
Cecilia Evangelista, de 12 años.

Mario Uriel Evangelista y Jesús Ojeda, ambos de 18 años, también cantan y tocan la trompeta con estas jóvenes artistas.
Las Conchitas en la oficina de Tecamachalco, Puebla. 
Tres de las jóvenes son hijas del señor Ignacio Evangelista, quien hasta hace poco fue mariachi, Las Conchitas, cantan rancheras,  boleros y sones. El señor Ignacio es su representante.

La plática con ellas se realizó a fines de octubre en el poblado de Tecamachalco,  Puebla, donde ellas son ampliamente conocidas y admiradas. La idea era grabarlas 25 minutos para dar inicio a un programa de radio en vivo, por lo que quien esto escribe buscó a varios mariachis en la calle 7 Sur de Tehuacán, Puebla- donde abundan estos grupos musicales-, y encontrar un mariachi compuesto por mujeres. Ahí supe de Las Conchitas, un mariachi de mujeres. La primera idea que se me vino a la cabeza era conocer a mujeres recias, bajitas y de un vozarrón tumba-espectaculares, pero no fue así. Rostros sonrientes, jóvenes y bellos esperaban a MiradaaDistancia, en un pequeño local que lo mismo es oficina, que lugar de diario ensayo, al pie de la carretera que conduce a Puebla.

Tras ponernos de acuerdo con los tiempos, ellas dijeron que su primera actuación fue el  24 de marzo de 2008. Las adolescentes Conchitas, actuaron por vez primera en el parque del poblado de Santa Úrsula.

Reconocen haber estado sumamente nerviosas en su debut, pero una vez concluida su participación, ellas respiraron hondo al ver que las personas no dejaban de aplaudirles.
Un joven, se acercó para decirles que eran un gran orgullo para México, que siguieran adelante. Y eso es lo que ellas piensan de su mariachi: Es motivo de orgullo para todo México.

Y no lo dicen con arrogancia, lo dicen felices y la satisfacción da un brillo especial a su mirada. Hemos estado en Tele Fórmula en la ciudad de México, actuamos al lado de la señora Lola Beltrán, Julia Palma y José Julián, y fueron momentos que nos hicieron agarrar fuerzas para seguir mejorando como grupo.

Fuera de Tecamachalco han actuado en Llanito, Guanajuato; Yecapixtla, Morelos, y a mediados de 2016, en Tehuacán, Puebla, donde fueron invitadas por varios mariachis anfitriones, quienes con sus voces de cantantes consumados, les dicen “sigan avanzando. 
Son ustedes jóvenes muy talentosas que deben ser reconocidas a nivel nacional e internacional”.

Y ellas creen en este consejo: No pararse ¡seguir adelante! Esto es lo que recomiendan a niñas y jóvenes de Puebla:

Niñas, jóvenes, no se embaracen, no piensen solo en casarse; prepárense, respétense. No sufran por adelantado. Disfruten su edad, su casa. Sueñen con una vida mejor.


¿Y cuál es su meta ahora? Se pregunta a cinco de las siete integrantes del mariachi Las Conchitas de Hidalgo, de Tecamachalco, Puebla. Responde Antonia:

Compartir el escenario con otros grupos del país, y representar a México en otros países.

Ellas cantaron a capela la canción de “Por Amor”  de Rafael Solano, y la puritita verdad:

Son orgullo de Tecamachalco, de Puebla, y de México. ¡Sí señor!

Una serenata con Las Conchitas  tienen un costo de 2 mil pesos, interpretando siete canciones. Su actuación dentro y fuera de Puebla es por contrato de cinco horas, donde se convienen varios puntos.

La mayoría de ellas son oriundas de la población, la Purísima de Hidalgo, perteneciente a Tecamachalco, y de ahí  viene el nombre de Las Conchitas de Hidalgo.

Ellas admiran a los  mariachis integrados también por mujeres, denominados  “Reina de los Ángeles” y a “Las Divas de México”, quien entre sus canciones de este último  grupo, está la melodía “Mi padre es el mejor”, y sí, el señor Ignacio Evangelista Pérez, es un gran padre, un gran hombre y un gran artista.

Informes y contrataciones: celular 249 122 43 27 y a la oficina 01 224 427 16 17.
Las jóvenes artistas con el señor Ignacio Evangelista